En España, el boletín eléctrico, también conocido como boletín de la luz CIE Certificado de Instalación eléctrica, es un requerimiento del Ministerio de Industria para instalaciones de baja tensión, recogido en lo dispuesto en el Real Decreto 842/2002.

 

El boletín de electricidad certificado de instalación eléctrica en baja tensión (CIBT) es el documento que certifica que nuestra instalación está en buen estado, por lo que está preparada para recibir el suministro de luz. Un boletín eléctrico es un certificado o documento que certifica que una instalación eléctrica cumple con dos cosas: en primer lugar, que la instalación eléctrica cumple con la normativa vigente del Reglamento electrotécnico de baja tensión y, en segundo lugar, certifica que la instalación eléctrica ha sido realizada por un electricista autorizado para ello.

 

Para contratar una potencia por encima de la máxima admisible por la instalación (que viene definida en el Certificado de Instalación Eléctrica, antiguo Boletín Eléctrico, de cada vivienda), si la instalación tiene más de 20 años, la empresa distribuidora le pedirá que presente un nuevo Certificado de Instalación. Desde el 6 de noviembre de 2014, la Junta de Andalucía aprobó un decreto en el que todos los usuarios que quieran dar de alta la electricidad tienen que disponer de un justificante, donde se verifique que la vivienda está en plenas condiciones de contar con suministro eléctrico y se trata de un documento que se entrega junto al Certificado de Instalación Eléctrica en Baja Tensión (CIEBT).

Se necesita un boletín eléctrico en los siguientes casos: A) En Instalaciones nuevas, B) Al modificar el contrato de suministro en instalaciones con más de 20 años, C) Cuando se requiera un cambio en la potencia igual superior al 50% de la energía contratada D) Al modificar sustancialmente la instalación eléctrica y E) Siempre que lo solicite la compañía suministradora.

Así, el instalador autorizado es el único que puede certificar el estado de la instalación eléctrica y es el encargado de gestionar la tramitación del boletín eléctrico para cualquier provincia española.

Del mismo modo, el boletín eléctrico se ha usado hasta hace poco tiempo, ya que eran talonarios de boletines de 25 hojas por triplicado, que te entregaba industria como instalador electricista autorizado, los cuales había que rellenarlo a mano junto con un esquema de la instalación eléctrica, pasarlo por industria la consejería para que te pusieran el sello de validez, y poder presentarlo a la compañía suministradora de electricidad. Si ha decidido cambiar la potencia eléctrica de su vivienda, local, negocio o si va a dar de alta un nuevo suministro, su camino puede cruzarse con el del boletín eléctrico (también llamado C.I.E = Certificado de Instalación Eléctrica).