Electricistas Profesionales ofrece servicios de mantenimiento preventivo y correctivo de diferentes sistemas eléctricos, entre los cuales se encuentran: subestaciones, transformadores, redes eléctricas en media y baja tensión, sistemas de puesta a tierra. Tales servicios incluyen además monitorización y control de las instalaciones eléctricas, incluyendo cuadros de fuerza y distribución, equipos de transformación eléctrica, equipos eléctricos rotativos, sistemas de alumbrado, fuerza y autómatas.

 

Cabe mencionar que en nuestros servicios se encuentra la reparación, instalación y mantenimiento preventivo y correctivo en sistemas de seguridad electrónica y servicios generales especializados.

 

Para dar un servicio integral a nuestros clientes, realizamos también mantenimiento de instalaciones eléctricas, realizando revisiones periódicas de las instalaciones, chequeando el estado de los diferentes dispositivos, verificando aspectos que afecten a la seguridad y realizando las reparaciones pertinentes. Para tal fin existe un Inventario pormenorizado de elementos a mantener (número de puntos de luz, tipo y ubicación de los mismos, sistemas de control, cuadros eléctricos, planos, etc.) y de un Plan de Mantenimiento, incluyendo la Gestión de Recambios.

 

Así pues, con un correcto mantenimiento eléctrico y periódico, logramos mantener la instalación siempre controlada y adelantando posibles errores que contribuyen a incidencias mayores, así como incendios, cortes, etc.

Pues tener los equipos con las mejores condiciones proporciona seguridad en la red eléctrica, además de ofrecer un mayor rendimiento en la red.

 

Para conservar en correcto estado de todos los elementos eléctricos que componen los edificios, viviendas, empresas e industrias, es importante realizar un mantenimiento eléctrico preventivo, con cierta asiduidad con el fin de revisar y mantener las instalaciones en correcto estado.

 

Pues un mantenimiento eléctrico correcto es el que se realiza de forma rigurosa y profesional y que, además de evaluar el estado de las instalaciones eléctricas, propone puntos de mejora tanto de funcionalidad de las estructuras como de consumos energéticos.